Bloques y construcciones

Los juegos de construcción tienen un principio muy sencillo: organizar y colocar piezas más o menos simples para elaborar uno o varios elementos más complejos. Para ello entran en juego muchas habilidades: habilidad espacial, dominio del equilibrio y la gravedad, creatividad, conocimiento de las formas, el pensamiento deductivo y posiblemente mucho tesón para probar y volver a probar hasta conseguir el objetivo deseado, lo que regala una buena dosis de autoestima.

Filtros activos